4/06/2007



EL FINAL DE LA XV BRIGADA INTERNACIONAL.

He caminado por el bosque y las ruinas de la Casa del Monje con María. Sobre este bosque he escrito en varias ocasiones y sobre la XVª, también. Pero mi sobrina María no había oído nunca hablar de las Brigadas Internacionales, ni ninguna historia sobre los voluntarios de tantos países. Ella se pregunta, con indignación, porque ese dato histórico no es más conocido y yo le respondo que es de sobra popular y que al día siguiente le enseñaré los espacios que ocuparon los voluntarios americanos.

El bosque que rodea a la Casa del Monje vio el final de la Brigada número XV. Después de la paliza que sufrieron durante la batalla del Jarama, mandaron a los Batallones que conformaban esta unidad, “British”, "Lincoln" y "Washington", junto al “Otumba” formado por españoles, a lidiar en el frente de Brunete. Del Jarama venían reforzados volvían a tener un numero adecuado de combatientes, la moral muy alta y una excelente experiencia de combate. Como unidad de élite que era se les asignó una brava misión: ser punta de lanza del XVIII Cuerpo de Ejército en el camino hacia Boadilla y luego hacia Móstoles.

En el camino se encontraron con el Cerro del Mosquito, defendido extraordinariamente por la 8ª Bandera de la Legión. Lo intentaron una y otra vez. El día 10 de julio las bajas eran ya muy numerosas. El batallón ingles empezaba a mostrar síntomas de estar agotado en su capacidad ofensiva, el Lincoln había perdido a dos comandantes en jefe y la sangría continuaba. El día 11 se reiteró la orden de tomar el Mosquito. Los internacional emprendieron la subida una vez más y la contraorden para que cesasen en el intento llegó tarde. El resultado fue nefasto: el Otumba se retiró de mala manera, el British dejó claro que ahí no volvían a intentar subir (que ya habían sido suficiente carne de cañón en la Colina del Suicidio del Jarama) y los dos batallones americanos fueron refundados en uno en virtud a la elevada cifra de bajas. Para colmo de males, el jefe del Estado Mayor de la brigada, George Nathan, era enterrado en el bosque, junto a tantos otros. En este estado quedó la otrora flamante Brigada, mientras permanecía en el frente desgastándose en el kilómetro 4 de la carretera Boadilla-Brunete.

Ni los refuerzos pudieron ayudar, más bien todo lo contrario, a conservar las posiciones y el 16 se pierden el Cortijo y el Olivar.

El día veinte son sacados de línea. Muchos debieron pensar que por fin se les daba el relevo... nada más lejos de la realidad: tenían que realizar un ataque para recuperar la tierra perdida por la 68 mixta. El fin.

Y mi sobrina me decía que se sentía rara, que pisar las trincheras le daba “mal rollo”. Y yo no le hablé de las tumbas que pisaba.

Fotografías: Cadáver de un miembro de la XVª hallado en el Bosque (el autor prefiere mantener el anonimáto , 2004). Material Bélico recuperado en el Bosque y la Casa del Monje (Abril 07).

2 Comments:

Anonymous Alvaro said...

Un gran blog. Vengo rebotado de "Morir En España" y por lo que he leido me ha gustado mucho todo est. Sigue asi

12:11 p. m.  
Blogger Felix said...

Hola!! un gran blog, yo en el mio tengo muchos articulos sobre mis escursiones por el frente de oviedo, sin duda de los mas fortificados de la GCE. Bueno, me parece que se queda en favoritos jejje

saludos

10:30 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home